CUIDADOS DESPUÉS DE UNA EXTRACCIÓN

Después de una extracción dental es muy importante seguir algunos cuidados y recomendaciones para evitar complicaciones que pueden llegar a ser muy molestas y dolorosas, y sobre todo afectar la correcta cicatrización de la herida.

Inmediatamente después de la extracción:

  • Morder una torunda  de gasa por 30 a 40 minutos con ligera presión, para ayudar a la formación del coágulo. Si después de retirar la gasa se observa sangrado, con las manos bien limpias colocar otra gasa y volver a morder con ligera presión por 30 minutos más; si después de esto continúa el sangrado acudir al dentista.
  • Cumplir con la toma de los medicamentos recetados por el Odontólogo en las horas y la cantidad indicada.
  • Aplicarse hielo a nivel de la zona donde se realizó la extracción, 15 minutos de aplicación y 15 minutos de descanso, durante todo el día.
  • No realizar enjuagatorios con ninguna sustancia durante las primeras 24 horas.
  • No succionarse la herida y no escupa constantemente.
  • No realizar esfuerzo físico dentro de las primeras 24 horas. (No deportes como correr, nadar, pesas mínimo por 3 días)
  • Reposo durante unas horas con la cabeza levantada (poner dos almohadas para mantener la cabeza levantada)

 Alimentación:

  • La alimentación se inicia después de 3 a 4 horas de la extracción consumir dieta blanda y fría como gelatina, helados, yogurt.
  • Carne picada, pollo sancochado, sopas y purés tibios.
  • No consumir comidas picantes.
  • No consumir alcohol, no fumar, no consumir bebidas calientes.

Higiene Bucal:

  • El aseo de la boca debe iniciarse 24 horas después de la extracción.
  • Utilizar un cepillo con cerdas suaves y limpiar los dientes cercanos a la extracción de manera suave y a medida que pasan los días podrá realizar su higiene de manera normal.
  • Pasadas las primeras 24 horas de la extracción  realizar enjuagues bucales con algún enjuague bucal con clorhexidina o el que nos indique el odontólogo.

0

Añadir un comentario